gerencia@casemi.com.a.r   +54 9 388 413 2581

Jujuy: “Orocobre y Argentina son y serán muy competitivos en el mercado mundial del litio”

Así lo indicó el CEO de Orocobre Limited, Ing. Martin Pérez de Solay, quien resaltó que la operación en Olaroz se encuentra entre los productores de menores costos a nivel mundial. La máxima autoridad de la compañía australiana realizó un análisis detallado de las estrictas medidas de prevención frente a la pandemia COVID-19 y destacó el desempeño operativo en el marco de la pandemia. “Se espera que la producción de la Fase 2 inicie a principios de 2022”, afirmó el Ing. Pérez de Solay.

Así lo indicó el CEO de Orocobre Limited, Ing. Martin Pérez de Solay, quien resaltó que la operación en Olaroz se encuentra entre los productores de menores costos a nivel mundial. La máxima autoridad de la compañía australiana realizó un análisis detallado de las estrictas medidas de prevención frente a la pandemia COVID-19 y destacó el desempeño operativo en el marco de la pandemia. “Se espera que la producción de la Fase 2 inicie a principios de 2022”, afirmó el Ing. Pérez de Solay.

Se ha establecido un comité de emergencia integrado por líderes de Sales de Jujuy y Borax Argentina para coordinar las operaciones, hacer cumplir la aplicación del Protocolo de Bioseguridad que es revisado y actualizado a medida que se considere necesario. Este comité también analiza los posibles escenarios con el fin de planificar y permitir a la empresa adelantarse a las circunstancias, y trabaja en estrecha coordinación con las autoridades sanitarias locales. Prueba de esto fue un reciente brote de contagio en la operación de Olaroz donde si bien todos los resultados de los test a los empleados al inicio del roster habían dado negativo, un empleado no presentaba síntomas y estaba contagiado. El brote se contuvo en pocas personas que tuvieron contacto directo con el contagiado. La planta se desinfectó por completo y todo el personal fue reemplazado para mantener el aislamiento entre equipos.

¿De qué manera se mantiene la estabilidad operativa y los planes de expansión en Olaroz atento a los protocolos de bioseguridad y otras medidas sanitarias? ¿Existen modificaciones de los plazos de inicio de producción de la Fase 2?

Las operaciones y la obra de expansión en Olaroz cesaron el 20 de marzo de 2020 como resultado de la promulgación por parte del Gobierno argentino del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 297/20. La producción también se vio afectada por un cierre de mantenimiento programado de diez días a principios de febrero, lo que resultó en un total de 21 días de producción perdida entre marzo y abril.

Se retomaron las tareas en Olaroz el 10 de abril de 2020 tras la declaración específica de las operaciones de Orocobre como actividades “esenciales”. Durante abril, la producción general, la distribución y el marketing se reiniciaron con una fuerza laboral mínima, que se adhirió a protocolos sólidos de bioseguridad para minimizar el riesgo de infección o transmisión de COVID-19.

La construcción de la expansión (Obra Civil) fue autorizada por las autoridades a reiniciar en agosto, también con algunas limitaciones en la cantidad de trabajadores para dar cumplimiento al Protocolo de Bioseguridad y al distanciamiento social dispuesto para evitar contagios.

Se han experimentado restricciones en términos de movimiento de personal entre las provincias argentinas y en el sitio debido a las medidas de bioseguridad adoptadas, siguiendo los requisitos gubernamentales. La capacidad del campamento se redujo para garantizar las medidas de distanciamiento. El proyecto de expansión sigue avanzando a un ritmo menor pero constante con la prioridad en la seguridad y salud de todo el personal.

En respuesta a la evolución de los requisitos de especificación y calidad del mercado, Olaroz ha continuado con un programa de desarrollo y mejora de productos. Los indicadores de calidad en los productos siguen mejorando, a la vez de lograr menores costos. Prueba de esto, son los aumentos en los niveles de concentración de salmuera y tasa de recupero, así como disminución en la utilización de insumos y mejoras en los niveles de productividad.

El cierre de mantenimiento planificado se completó con éxito en febrero y cuando se reanudó la producción, la planta de procesamiento logró rápidamente las especificaciones de producto requeridas.

La producción del año fiscal fue de 11.922 toneladas, un 5% por debajo del año anterior, a pesar de las paradas de planta por mantenimiento y el impacto del COVID-19.

¿Cuál es su opinión respecto al presente y futuro cercano del litio? ¿Se pueden observar cambios en la distribución de la oferta (hidróxido vs. carbonato)? ¿Existe la posibilidad de que se acentúe la brecha entre oferta y demanda?

Los fundamentos respecto del mercado del litio se mantienen intactos a pesar del impacto del COVID-19. La demanda de litio seguirá creciendo impulsada por el aumento de las ventas de vehículos eléctricos (EVs).

Orocobre estima que la participación de la demanda de litio en cátodos de las baterías de litio aumentará de 200.000 toneladas en 2019 a 600.000 toneladas para el 2025. Los productos con mayor crecimiento son el carbonato y el hidróxido de litio, insumos fundamentales para el desarrollo de baterías. Cuando Orocobre finalice sus planes de expansión, estará posicionado para abastecer, tanto carbonato de litio como hidróxido desde las plantas de Olaroz y Naraha, respectivamente.

El mercado de litio se encontraba en una situación de sobre abastecimiento previo al COVID-19, por lo que los precios registraban una tendencia a la baja, situación que se acentuó con la pandemia ya que disminuyó la demanda a causa de la detención o reducción de producción a lo largo de toda la cadena, sumado a las extremas limitaciones en la logística, y al uso del stock de litio, que se había acumulado para más de 6 meses de producción.

Esto provocó una mayor caída en los precios y volúmenes de venta a lo largo del año. Sin embargo, ya se están observando récords de venta de EVs en el mercado europeo como así también en China, dos de los mercados de mayor crecimiento. Esto, acompañado por paquetes de incentivos fiscales en distintos países, impulsará fuertemente la demanda de EVs y por ende de litio. Asimismo, se están registrando retrasos en la construcción de proyectos nuevos y de expansión, por lo cual, esto podría generar cambios en la demanda y oferta, principalmente en calidades de grado batería.

¿Considera que el impulso principal de las baterías de litio destinadas a EVs continuará desde China? ¿O se puede pensar que los planes de estímulo para el consumo de EVs en la Unión Europea podrían superar a los mercados de Oriente?

Se estima que el principal impulso del mercado de baterías de litio en el mediano plazo provendrá de Europa. A pesar del fuerte impacto inicial del COVID-19, Europa demostró la mayor capacidad de recupero a nivel global, y se estima que logrará el mayor crecimiento en ventas de EVs durante el 2020.

Este fenómeno se explica por la combinación de incentivos fiscales para los autos eléctricos anunciados en los principales países de la Comunidad Europea, como también un estricto control de las emisiones de CO2 que ha presionado a las principales automotrices a acelerar sus proyectos de autos eléctricos. La penalización que se realiza en Europa para el consumo de combustibles, a través de los impuestos hace que su precio se triplique, lo que estabiliza su valor ante variaciones en el barril de crudo y desalienta su consumo.

Sumado a lo anterior, el Banco de Inversión Europeo también anunció inversiones por más de US$1.000 millones, multiplicando por diez el financiamiento respecto de años anteriores.

La combinación de estas medidas son incentivos importantes para el consumo de EVs, y de mantenerse será una de las causas de la mayor demanda de litio en los próximos años.

¿Podría ofrecer un resumen de la Etapa 1 de Olaroz, así como de la Fase 2 de expansión, a lo largo del último año? ¿Qué logros se alcanzaron y qué cuestiones quedan aún pendientes?

Respecto de la Etapa 1, se pueden destacar varios logros:

Seguridad: los LTIFR pasaron de ser 3,3 en FY191 a 1,9 en FY202, implementándose HAZOP y nuevas instalaciones médicas.

Producción: si bien la producción disminuyó como consecuencia del COVID-19, se alcanzó una mejora en la capacidad de procesamiento, en calidad y consistencia de producto.

Calidad: hubo mejoras sostenidas en los niveles de recupero y en la concentración de salmuera de entrada a planta. A su vez, se siguen reduciendo las impurezas obteniendo productos con mayor pureza

Productividad: se redujeron la cantidad de eventos no planificados, aumentó el rendimiento y recupero de la planta. Se implementó el Kaizen y Método de Producción de Toyota.

Costos: hubo una disminución de costos del 22% entre el primer y último trimestre del FY20, principalmente debido a la reducción de contratos no esenciales.

La Etapa 2 fue la que más se vio afectada por el COVID-19. Si bien ya se encuentra completada en más de un 44%, recién a partir de agosto se reactivó su construcción, pero con algunas limitaciones operativas y estrictos protocolos de bioseguridad. Por ello, se espera que la producción de esta fase se inicie a principios de 2022. De todas maneras, los puntos a destacar de la planta son:

Capacidad de producción, que será de 25.000 toneladas anuales de grado industrial

Abastecerá la planta de hidróxido de litio en construcción en Naraha. Inversión de US$330 millones (excluyendo IVA y capital de trabajo)

Costos operativos esperados inferiores a la Etapa 1 como consecuencia de solo producir grado industrial

¿Cuán competitivo es el carbonato de litio producido en Olaroz? ¿Se sitúa en el primer cuartil de la industria en cuanto a costo operativo?

Orocobre Limited es una importante empresa de minerales y productos químicos industriales con sede en Argentina que opera una cartera de proyectos e instalaciones de litio y boro en la Puna, en la región del norte de Argentina. La Compañía ha construido, en asociación con Toyota Tsusho Corporation y la división de inversiones del Gobierno Provincial de Jujuy (JEMSE), el primer proyecto de litio a gran escala basado en salmuera totalmente nuevo en aproximadamente 20 años en el Salar de Olaroz con una producción planificada de 42.500 toneladas anuales de carbonato de litio de bajo costo. La planta de litio Olaroz tiene una huella ambiental baja debido a que el proceso está diseñado para tener una alta recuperación de procesamiento de litio. Con bajos costos unitarios, el proceso da como resultado una baja concentración de corte de litio, lo que maximiza la recuperación de recursos.

La producción proveniente de salares ubicados en el Triángulo del Litio se ubica en la parte inferior de la curva de costos comparados. Es decir que la región naturalmente es la más competitiva, con el potencial de transformarse en el claro líder de una de las industrias con mayor nivel de desarrollo para los próximos años.

Hoy, luego de varios años de operación en Olaroz podemos afirmar que Orocobre se encuentra entre los productores de menores costos a nivel mundial. Esto ubica a la compañía en una posición muy prestigiosa considerando que se produce un producto de altísima calidad en una locación remota y hostil, en términos de clima.

Orocobre y Argentina son y serán muy competitivos a nivel mundial en el mercado de litio. Es fundamental que todos los actores se encuentren alineados para lograr traducir esta ventaja competitiva en una realidad.

El hidróxido de litio producido en Naraha y el carbonato de litio producido en Olaroz servirán para proveer a Prime Planet Energy & Solutions (“PPES”), un JV entre Toyota y Panasonic, ¿podría ofrecer mayores detalles al respecto?

Orocobre firmó un memorando de entendimiento (MOU, por sus siglas en inglés) no vinculante con PPES, que minimizará la exposición de Orocobre a los vaivenes de mercado, así como diversificar los clientes. Vale la pena aclarar, que PPES es un JV entre Toyota Motor Company y Panasonic. Contar con el apoyo estos grandes jugadores mundiales es una demostración de la confianza en todos los colaboradores y empleados de la compañía.

El MOU anticipa los volúmenes que serán tenidos en cuenta, como base para establecer las necesidades que tendrá dicho proyecto. Se espera que los volúmenes vendidos alcancen las 30.000 toneladas anuales de LCE (carbonato de litio equivalente). Tanto el hidróxido de litio de grado de batería producido en la planta de Naraha, como el carbonato de litio de grado de batería producido en Olaroz, serán suministrados a PPES.

Cabe aclarar que para producir el hidróxido de litio grado batería en Naraha se utilizará como insumo al carbonato de litio producido en Olaroz. A su vez, la planta de Naraha fue diseñada para ser expandida en caso de requerirse mayor producción.

De esta manera, junto con las ventas de otros productores de cátodos, una gran parte de la producción de Olaroz y Naraha estará contratada con clientes líderes mundiales como son Toyota y Panasonic. Fuente: Panorama Minero

You might be interested in …

Regionales

Provincial

Provincial

Se parte de CASEMI